viernes, julio 31, 2020

Favoritos del mes [#5] - Julio

viernes, julio 31, 2020 24


Hola, chicos 🌞
Bienvenidos a la última entrada del mes. Quiero contarles que a pesar de sentirme bastante decaída algo me poseyó para mantenerme viendo todo lo que pude en Netflix y otras plataformas, además de haber leído algunos libros, como habrán notado no hubieron muchas entradas este mes salvo unas cuantas reseñas así que, les muestro lo que vi y una cartita que escribí para estabilizarme en estas fechas tan tristes para mí. Gracias por pasar, ¡los leo en comentarios y redes! 😘



Este mes leí 5 libros, de los cuales favorito como tal no tengo, todos están en nota media pero no por eso significa que sean malos, solo no me dieron tanto como en otras ocasiones, así que, aquí vamos:

  • Maldita - Frank Miller & Thomas Wheeler (Reseña)

Este libro ya lo había reseñado a inicios de año pero Editorial Océano de México me invitó a unirme a la Lectura Conjunta antes del estreno de la serie producida por Netflix, me uní y lo disfruté más que la primera vez y, gracias al cielo, terminé en un grupo con chicos que comparten opiniones honestas con respecto a todo, como el libro y la serie, así que, todo bonito.

  • Otoños pasionales - Abigaíl Miranda (Reseña)
  • Acepta que nos hemos enamorado (Reseña) y Enamorada para siempre (Reseña) - Irán Flores 
  • A la caza de Houdini - Kerri Maniscalco (Reseña pendiente) 


LECTURA ACTUAL:

  • Harry Potter y La piedra filosofal - J.K. Rowling
Esta es la segunda vez que trato con este primer libro de saga, ya sé que es súper famosa y que todos la aman pero desde pequeña nunca me ha llamado la atención, creo que debido a que me obligaron a ver las primeras dos películas creyendo que por ser niña aún me gustarían...en fin, que lo estoy intentando de nuevo porque le prometí a mi mejor amiga que lo leería y hay cosas que no me cuesta cumplir así que, llevo 30% y la verdad es que sí fluye, se lee rápido y me saca unas risas pero no siento conexión con nada, a ver qué tal cuándo lo termine.


Bueno pues este mes, como les dije antes, me pasé sentada frente a la TV casi todos los días y vi series bastante entretenidas, aquí les dejo alguito de lo que vi:

  • Oscuro Deseo 
Esta serie me sorprendió, honestamente no pensaba verla pero un viernes estaba aburrida y puse el primer capítulo, me pareció bastante normalita hasta que me hicieron creer que un suicidio era un posible asesinato y dije: ¡De aquí soy! Luego apareció una chica llamada Regina Pavón, que ya había visto en un par de películas  cómicas pero no la recordaba y bueno, su actuación en este thriller erótico me fascinó, tanto que ya soy muy fan suya y la sigo en todas partes como la acosadora que soy, le veo mucho futuro en la actuación del cine mexicano, les recomiendo mucho su trabajo, es bastante multifacética. 
  • Maldita
Esta serie es la adaptación del libro que les comenté más arriba y la verdad no me gustaron las actuaciones, los cambios que los mismos autores que fungen como productores y guionistas de la serie me decepcionaron bastante pero como la masoquista que soy veré (y leeré) la segunda parte, claro que sí.
  • Dulces Magnolias
Es completamente lineal de inicio a fin pero, el infiel pierde como siempre y eso me hizo feliz, además que disfruté mucho la amistad que tienen las tres protagonistas, sé lo que es vivir en un pueblo más o menos así y además me encantó que nadie grita, todos hablan sus problemas y eso es como el pueblo utópico pero bonito...aunque creo que se debe a que parece ser bastante cristiano, ¿ya la vieron?
  • Monarca
Esta serie también la vi porque me enteré que Regina Pavón participaba, aparece poco pero apantalla mucho, además es otra serie de producción mexicana y está muy bien hecha, además Irene Azuela es tremenda actriz, no la había visto pero quedé encantada. Además está Rosa María Bianchi que es tremenda mujer en la actuación mexicana, súper se las recomiendo y si la ven (o ya la vieron) cuentenme qué les pareció ❤🌱



SIGO VIENDO:
  • Modern Family (Temporada 8)




En películas ya no diré tanto, solo les muestro las portadas y les digo, disfruté todas y cada una de las elegidas este mes...veo todos los viernes y sábados, viernes con amigas por Netflix Party y los sábados con mi tía que es amante de las películas.









Me duele. No sabes cuánto me duele. Estoy dividida entre lo que pienso y lo que siento, no sé qué tanto es real y cuánto podría ser autoimpuesto pero sí sé que me duele. Hace un año que no estás. Un año de aquél sábado que mientras hacía una larga fila para pagar entró la llamada preguntando si sabía cómo y dónde estabas, querían saber cuándo fue la última vez que escuché tu voz o intercambiamos mensajes y dije: "Tres días. Hablamos hace tres días". Los mismos tres días que horas después confirmaron que llevabas fuera de este plano existencial. Los mismos tres días en los que ya no sentías ese dolor en tu pecho, ese vacío en el estómago, esa nostalgia que todas las noches en el balcón me contabas que sentías desde que tu gran amor se te había adelantado.

Sigo sin entender cómo pasó. Dijiste que estabas bien, que te recuperabas, que estabas con tu familia y de las mil veces que te pregunté si estabas seguro, si podía hacer algo, mil una dijiste que sí, que no me preocupara, que no pasaba nada. 

Pero la última vez que estuvimos juntos me abrazaste tan fuerte y me pediste que fuera feliz, que dejara de pensar en los demás y disfrutara, que me equivocara, que no le debía nada a nadie. Que olvidara mi rencor al pasado, que amara de nuevo, que amara sin miedo, que saliera, que me perdiera porque nada malo me podría pasar porque siempre estarías conmigo. ¿Cómo iba yo a saber que iba a ser así? Pensé que te referías a una llamada, un mensaje, al viaje planeado, a los planes de tener a Bárbara juntos antes de hacernos completamente viejos, pero ella tampoco llegará porque tú ya no estás. 

Sé que te dije que no sé qué es real y que no, y bueno, ayúdame a entender, la cosa es así, hace un año que no te lloro, hay días que no te pienso mucho, los destellos de "tengo que contarle", "ja ja, sí es él", "¿por qué no veo mil estados en whatsapp?" se han ido haciendo menos, pero en tu cumpleaños, un día antes del mío, me encerré y lloré mientras te deseaba un feliz cumpleaños y recordaba esa primera noche, donde no me conocías pero aún así me invitaste a celebrar juntos porque yo estaba sola y el lugar era nuevo, tú no sabías nada de mí pero aún así dijiste: "Venga, profe, mañana trabajamos pero mínimo a las 12 dejamos atrás mi cumple y entramos al suyo con las mañananitas y un shoot de tequila" y me quedé, te impresioné con mi manía de no mezclar tequila con nada que no sea una pizca de sal y juguito de limón para amarrar porque aunque tú lo adorabas no podías tomarlo si no era preparado y así, el tequila y dos noches de enero nos hicieron inseparables. Tercos y orgullosos, sentimentales y comelones, la pareja de ese pueblo que no concebía una amistad entre un hombre y una mujer jóvenes que solo querían estar en el balcón cada noche fumando, cantando, platicando, trabajando o simplemente viendo las estrellas ahí, donde aún no hay edificios que los cubran.

No he podido llorarte con verdadero dolor, con esta angustia, con esta falta, con esta verdad porque necesito que alguien me abrace, me mire y solo continúe abrazándome, que diga que el tiempo cura aunque en mi mente diga que es una estupidez pero, efectivamente, el tiempo me muestre que es verdad, que el dolor mengua, que la mente supera, que el corazón se apacigua. Pero estoy sola, juzgada, observada en momentos inoportunos pero sola en los cotidianos. Aquellos a los que alguna vez quise contarles en verdad cómo estoy dijeron "Así es la vida, todos vamos a morir", "Tienes que superarlo", "Yo lo pasé pero ni modo, así pasa". Y bueno, ahora me tomo días para pensarte, pero sigo sin llorar y sin hablar de ti. Hablo contigo a veces, no tengo una sola foto tuya, nuestra, pero tengo ese ejemplar resumido de "Un mundo feliz" de Aldous Huxley que me regalaste cuando me pediste ser feliz, y le hablo, no me animo a abrirlo porque recuerdo las rosas, la pizza y el vino, los cigarros y el cine, el doble largo viaje que hiciste para poder verme unas horas antes de irte, el último abrazo y a ti, pasando en el autobús a mí lado pero ya en el asiento con la mirada fija en el teléfono mientras leías mis mensajes repetidos de "Gracias por venir a verme, cuídate y avísame cuando llegues" esa es mi última imagen mental de ti y me niego a recordarla con frecuencia porque temo olvidar cómo te veías, atrevido con el cabello plata casi al raz pero orgulloso por haberte abierto al mundo en aquel momento, esa es la imagen que quiero conservar, a ti, en aquella banca con mis rosas y tu sonrisa diciendo: "Son rosas típicas porque no encontré girasoles en todas las florerías que pasé desde que llegué" 

No te escribo para despedirme como pensé que sería cuando comencé a hacerlo, con la intención de dejarte ir, te escribo porque en cualquier aniversario, con cualquier fecha, a ti te habría encantado que la gente supiera de ti. Seguro que aunque en privado te hubiera escrito o te hubiera enviado una carta como me encanta hacer, lo habrías publicado en todas tus redes, en todos los números de teléfono que tenías, en cada rincón las personas que te conocían habrían leído lo que yo te decía así que, ¿por qué no? Tu vida terrenal se apagó pero tu vida en esencia sigue conmigo, camina mis pasos, abraza con mis brazos, vive en mis palabras y en mis recuerdos, rueda con mis lágrimas y brilla en mi sonrisa porque me salvaste en aquel pueblo lejano y desconocido, me animaste y compartiste conmigo todo lo que eras y tenías, le diste impulso a mis alas y aún hoy lo primero que pienso cuando las cosas no me salen es "Yo lo intenté tres veces antes de lograrlo y aquí estoy, esto todavía no acaba para ti". 

Y no ha acabado.




lunes, julio 27, 2020

Reseña #331: Enamorada para siempre - Irán Flores

lunes, julio 27, 2020 14




Título: Enamorada para siempre
[Enamorada de la apuesta #3]
Autor: Irán Flores
N° de páginas: 349
Editorial: Sélector
Distribuidor en México: Editorial Sélector






¿Cómo es tener un corazón roto?
Es andar por la vida con la mirada perdida, caminando sin dirección aparente. Es vagar por ahí, sintiendo que cada respiración te duele, que cada segundo que pasa no tiene sentido y que todo se vuelve de un sólo color. Todo parece igual de triste y solitario. Así me sentía yo.
Lo peor de todo esto es que no sabía a quién acudir, a quién pedirle una respuesta; porque no hay nada para solucionarlo. Le doy un trago al café, y esta vez sí hay sabor: es demasiado amargo. Tanto como mis penas.






Hola, chicos 🎈
Espero que estén muy bien, hoy les cuento sobre la tercera y última parte de la trilogía Enamorada de la apuesta que me leí seguido de la secuela y bueno, antes de que vayan a leer esta entrada aclaro que contiene spoilers y de preferencia lean las reseñas anteriores, aquí:




RESEÑA:
Enamorada de la apuesta #1


RESEÑA:





Enamorada para siempre es la tercera y última entrega en la trilogía Enamorada de la apuesta de la autora mexicana Irán Flores y debo decir que me rompió el corazón para luego sanarlo pieza por pieza dejando claro que si bien está sano ya no está igual que antes. Ahora han pasado 7 años desde que todo sucedió y Courtney se ha graduado como periodista y trabaja en un periódico que se mantiene diciéndole que ella es "muy importante" pero que no le otorga los reconocimientos que merece, así mismo el destino la volvió a juntar con Cristina pues ambas trabajan en el mismo lugar. Lucas, su mejor amigo que en la universidad la trató tan mal al buscar la popularidad volvió a ser el mismo y sanó su corazón al comprometerse con Ángela, una chica hermosa. La noche que deciden salir a celebrar algo sucede y todo se rompe de nuevo en el mundo de Courtney.

James continúa al lado de nuestra protagonista, él dejó periodismo para estudiar y graduarse como abogado. Viven juntos y aunque las cosas se volvieron algo rutinarias, son felices, hasta que Courtney tiene un accidente y las cosas se vuelven difíciles cada día de sus vidas. Y, claro, como la vida no cree que las cosas sean suficientes cuando estás sufriendo, la cosa se pone peor cuando Matthew, Andrew y Connor vuelven a juntarse para una nueva apuesta que, de nuevo, involucra a su amigo con nuestra protagonista poniendo en riesgo su estable relación con James así como su cordura.

Seré muy honesta, me pasé este libro, quizá hasta la mitad llorando por Lucas y la otra mitad llorando por James, queriendo darle cachetadas a Courtney y al mismo tiempo abrazarla para hacerle saber que las cosas iban a salir bien...y ¡Dios mío! Pasó cada cosa que, en serio, dio perspectiva a muchas situaciones de la vida que llevo. 

Estoy con el corazón hecho cachitos porque da la casualidad que algo que he estado viviendo desde hace casi un año sucede en este libro y me dolió, en el caso de Courtney ella se cerró y no hablaba al respecto, en el mío, la única persona a la que le quise contar y que me apoyara no lo hizo así que, bueno, el dolor era el mismo pero la situación era distinta. Luego está el asunto de que la amistad entre Courtney y Cristina se ve fracturada, Cristina al casarse cambia y como siempre Courtney dice poco o nada al respecto hasta que de pronto, un día, explota. Las cosas no pasan por nada así que, la protagonista se enfrenta a una nueva vida, a un amor lejano, amistades fracturadas, nuevas amistades, mucho alcohol y un amor del pasado que llega para revolver los sentimientos por lo que más de una década atrás no luchó. ¿Complicado, no?

Debo decir que la autora muestra un gran cambio en su estructura narrativa, así como lo mucho que se nota la madurez propia de la autora y la de sus personajes, las situaciones son cotidianas a la edad de los personajes que están entre los 26-30 años, y pues nada, en el rango estoy y súper confirmo. Si alguien quisiera leer este último no me parece que tuviera problema en entender la historia sin leer los tres anteriores pero, honestamente, para entender el contexto del final en el que James desdeña a Courtney por un asunto gigante para meses después confirmar que la chica nunca le mintió pues totalmente deberían leer los tres. Las páginas vuelan desde el momento que lo abres y te devoras la historia completa con el pasar de los años de los personajes, revives parte de la adolescencia y comprendes que no eres la única que pasa cosas así de fuertes para no tener aún 30 años ja ja, bueno, eso me pasó.

Disfruté mucho la trilogía, me alegra haberla conocido por casualidad y bueno, he tenido oportunidad de cruzar unas palabras con la autora así como ver En vivo sus comentarios sobre la trilogía gracias a eventos que la Editorial Sélector organizó durante esta cuarentena. Así que, por mi parte, quedo muy contenta y continúo recomendando la trilogía para chicas de 16 años en adelante.

¿Qué les pareció? ¿Les gustan las portadas? ¿Han leído algo de la autora? Recuerden que la página oficial de la editorial venden el paquete de libros por un precio super accesible, así que, si no saben qué más leer y se les antoja algo fluido, ligero y divertido así como un romance que les llene el corazón Enamorada de la apuesta es la respuesta. ¡Los leo en comentarios y redes! 🌻





lunes, julio 20, 2020

Reseña #330: Otoños pasionales - Abigaíl Miranda

lunes, julio 20, 2020 13





Título: Otoños pasionales
Autor: Abigaíl Miranda
N° de páginas: 93
Editorial: Independiente
Distribuidor en México: Abigaíl Miranda

GRACIAS A LA AUTORA POR EL EJEMPLAR







Otoños pasionales es una antología de relatos que te enseñará que somos mundos independientes llenos de memoria. Personajes que en cada vivencia vamos deshojando nuestro ser. Relatos que en su contemporaneidad te mostrarán un fragmento de su vivir. Viendo así que somos astros diminutos repletos de historia. Otoños dorados que te encaminarán por el recuerdo de las rojas pasiones, esas que te hicieron suspirar melancolía, dolor, pasión y amor...






Hola, chicos 🍂
Espero que todo esté marchando de maravillas, por aquí todo está tranquila aunque un poco triste desde que inició el mes, les contaré en algo que escribí para la entrada de Favoritos del mes el último día, ya saben. 

Bien, hoy les contaré brevemente sobre este libro de relatos/cuentos cortos que me dio mucha curiosidad leer después de conocer dos de sus historias anteriores, en este no solo tenemos realismo mágico en sus páginas sino que también hay romance, un estilo libre y una estructura preciosa sino sentimientos que se pueden entender por las cosas que crecer nos hace.

Antes había leído una pequeña antología con cuatro autoras y entre ellas conocí a Abigaíl Miranda con su cuento Me obligaron a dejar de quererle me hizo sentir muchas cosas que con el paso del tiempo no he podido olvidar y ahora, en Otoños pasionales conocí Volver a vernos, otro cuento que me ha marcado lo mismo que el cuento que mencioné primero y bueno, quedé tan emocionada que paré para digerirlo.

El libro es realmente corto, son menos de 100 páginas y todas tienen grandes e importantes mensajes en sus páginas, realmente lo disfruté y desearía que más personas se animaran a leer cuentos de autores mexicanos pues dentro siempre hay historia de nuestra patria así como detalles en gastronomía, arte y folclor que nos caracterizan.

¿Qué les parece lo que cuento? ¿Les llama la atención? ¿Han leído algo de la autora o de algún otro autor mexicano y/o independiente? ¡Los leo en comentarios y redes! 🌻