domingo, abril 28, 2019

Reseña #208: Soñar con la superficie - Louise O'Neill

domingo, abril 28, 2019 13




Título: Soñar con la superficie
Autor: Louise O'Neill
N° de páginas: 296
Editorial: Plataforma Neo
Distribuidor en México: Neo






¿Crees que conoces la historia de La sirenita? Tal vez deberías pensarlo mejor... 

En el fondo del mar, a cierta distancia de la fría costa irlandesa, vive Gaia, una joven sirena que sueña con liberarse de un padre autoritario. La primera vez que sube a la superficie se siente atraída por un chico humano y anhela unirse a su mundo sin preocupaciones, pero ¿cuánto tendrá que sacrificar? ¿Qué deberá hacer la sirenita para encontrar su voz? 

Un libro con trasfondos profundamente sombríos, lleno de rabia y gritos de arenga: una narración extraordinaria. 

Una nueva visión del cuento de hadas de Hans Christian Andersen a través de una incisiva mirada feminista, dotada de un estilo deslumbrante y agudo y de la habilidad para construir mundos que le han conseguido a la autora legiones de leales admiradores.









Hola, chicos
¿cómo les va? Ando un poco desaparecida acá, en instagram, sigo haciendo drama en twitter y leo poco, ¿qué pasa? No lo sé, pero bueno sin presiones. Hoy les cuento sobre un libro que desde que lo vi la portada me enamoró pero que al conocer que era un retelling de La Sirenita me bajó un poco la expectativa pues esta es una de las historias que menos me gusta desde que la conozco, así que...puede que esto haya hecho que disfrutara nada de la lectura.

Algunos hombres les tienen mucho miedo a las mujeres. Esos hombres son los que más nos anhelan y, los más peligrosos cuando no consiguen lo que quieren

Soñar con la superficie sigue la línea casi idéntica a la historia original de La sirenita, cuento súper popular desde que tengo uso de razón, si bien (igual que con Crepúsculo, que sí, soy fan) la Sirenita es igual de egoísta y acomplejada que Bella Swan esperaba que este me llevara a un mundo diferente donde ella supiera quién es y sus alcances, ya saben, porque la sinopsis dice: "Una nueva visión del cuento de hadas de Hans Christian Andersen a través de una incisiva mirada feminista" y pues ¡OH, SORPRESA! Terrible, de verdad, la misoginia en su mayor esplendor. Considero que la autora deseaba mostrar que aunque se nos considere el sexo débil y de las adversidades ya sea por género, edad, condición o incluso circunstanciales siempre se puede salir adelante PERO no lo sentí, no lo vi, lo único que encontré fue obsesión, dependencia y conformismo, cada cual más terrible que la otra.

La protagonista es Muirgen o Gaia, como la llamó su madre al nacer, quién por cierto, fue quien tuvo una mínima de empoderamiento, y luego La bruja del Mar, Ceto para los amigos, ella es todo lo que significa feminismo pero tristemente manejado. Puede que alguno de ustedes haya leído ya este libro y agradecería que pueda darme una perspectiva diferente, porque lo he pensado por días y no logro encontrar algo rescatable de mi última lectura. Luego tenemos a Oliver, el chico que es rescatado por Gaia y que se transforma en su más grande deseo, este muchacho de unos 23 años más o menos, es el epítome de todo lo que está mal emocionalmente. La forma en que trata a su madre tras las pérdidas de su padre, su novia y sus amigos es de miedo, si bien se entiende que con tanto dolor uno podría llegar a culpar al mundo no se justifica el trato ni la flojera de la que este joven hace gala. Eleanor es la madre de Oliver y, ni decir pobrecilla porque también lleva culpa, y no solo en la pésima educación de su hijo sino que literalmente arrastra culpa y resentimiento contra ella misma por la elección que hizo al casarse con Alexander Carlisle (aquí estuve a nada de dejarles un spoiler). Del Rel del Mar y Zale (el prometido de Gaia y, anteriormente de Cosima, hermana mayor de Gaia) ya ni hablamos. Piensen en el peor hombre que conozcan y ellos son así. Triste.

¿Qué puedo responder a eso? Tal vez fuera más fácil abandonarnos

Con respecto a la escritura de la autora es muy fluida aunque un tanto lineal, hasta pasada la mitad del libro logras ver qué trata de mostrar y tiene algunos diálogos y finales de capítulo muy buenos en la última parte pues muestra el endurecimiento en el corazón humano, la elección del aturdimiento emocional y cómo se ve alguien cuando haz abierto los ojos tras el deseo y/o enamoramiento inicial.


Así que mi experiencia con este libro tampoco ha sido buena y eso hace una suma alta y desagradable de mis elecciones literarias en lo que va del año, ahora estoy en la continuación de una saga que me encanta y de la que ya estaré comentando por aquí en próximos días. Los leo.




martes, abril 16, 2019

Reseña #207: Todo lo que nunca fuimos - Alice Kellen

martes, abril 16, 2019 14








Título: Todo lo que nunca fuimos [Deja que ocurra #1]
Autor: Alice Kellen
N° de páginas: 362
Editorial: Planeta
Distribuidor en México: Planeta







Leah está rota. Leah ya no pinta. Leah es un espejismo desde el accidente que se llevó a sus padres.
Axel es el mejor amigo de su hermano mayor y, cuando accede a acogerla en su casa durante unos meses, quiere ayudarla a encontrar y unir los pedazos de la chica llena de color que un día fue. Pero no sabe que ella siempre ha estado enamorada de él, a pesar de que sean casi familia, ni de que toda su vida está a punto de cambiar. 
Porque ella está prohibida, pero le despierta la piel. 
Porque es el mar, noches estrelladas y vinilos de los Beatles.

Porque a veces basta un «deja que ocurra» para tenerlo todo.







Hola, chicos
Hace unas semanas que no pongo los dedos por acá y da la casualidad que los ligeros cambios que quería hacerle a las entradas se dieron con una de las lecturas que tienen portada de lo más coloridas, prometo que no fue con intención. Como sea, espero que estén todos bien, sanos y felices. Hoy les cuento sobre la primera entrega de la bilogía Deja que ocurra de la autora española, Alice Kellen, de quien ya saben que he leído varias de sus historias y que me han gustado.

Hay cosas que, cuando cambian, no pueden volver a ser iguales. diferentes, quizá. Eso sí. Pero no iguales.

Todo lo que nunca fuimos es uno de esos libros que desde que vi supe qué pasaría, aún sin leerle la sinopsis, cuando la autora colgó en instagram que se venía nueva bilogía me la apunté porque con ella no dudo mucho, la verdad, y pues seré honesta, like always, y es que aunque supe que no sería uno de mis favoritos me adentré a ello porque sé que con ella la lectura es ligera, con dramas entendibles y, sobre todo, romance, y eso era justo lo que yo buscaba. 

Es muy probable que esta reseña contenga spoilers así, si no les gustan les recomiendo parar aquí e irse tranquilos porque los entiendo, igual voy a visitar sus blogs. 

Muy bien, si continuaron es porque ya lo leyeron o porque no les causan daños los spoilers, ustedes amigos, son invencibles. Bien pues, Leah es una chica de 19 años que está cursando el último año de instituto (para los mexicanos es terminando la preparatoria) y Axel es un profesional que trabaja desde casa (¡y qué casa!) con sus 29 años bien vividos. Siendo honestas aquí viene algo, quizá la único, que no me vi venir y es que aunque es uno de los clichés más utilizados por todo lo que había visto en redes no imaginaba que Axel fuera casi como un hermano para la chica, o bueno no, al revés, que ella fuera como una hermana para él, porque ella ha vivido su vida enamorada del tipo que nunca la vio y ahí el segundo cliché "siempre estuvo delante de mis narices" que al final, oh dios mío, le rompe el corazón a todo mundo...menos a mí, al parecer.

Esa sensación de estar perdiéndome un capítulo de mi vida me sacudió de nuevo

Acepto que lo devoré, y no me apena decirlo ni me arrepiento de haber leído este libro, lo que sí me causa un poco de conflicto es que tenía la idea (tal vez fue mi culpa por haber entendido mal) y es que me vendían la historia como una clase de superación para la ansiedad y fue más como el trauma horrible de Leah, porque a ser honesta yo no podría, de verdad que su avance progresivo sí me gustó, solo por el final en el que ella también decide por sí misma seguir, y aquí otra cosa negativa, sigue porque no le queda opción, ella misma lo dice: "Porque, en ese segundo, él giró a la derecha. Yo quise seguirlo, pero tropecé con una barrera. Y supe que solo podía avanzar hacia la izquierda". Perdón, pero no, eso es dependencia y vamos, que duele, duele mucho. 

Otro asunto que no me puedo sacar es el hecho de la forma de ser de Axel, es falsamente independiente, feliz y perfecto, se nota desde el inicio que algo no está bien con él, se nota su egoísmo, su ceguera y peor aún, es de esos que te obligan a hacer las cosas aunque tú no quieras y seas clara diciendo que no para él es sí y se acabó. Me preocupa que se vea idealizado por el hecho de hacer que Leah se enfrentara a las situaciones para poder avanzar, sí, digamos que le ayuda en una parte pero en otra, conociéndola de toda la vida y teniendo el conocimiento de sus sentimientos por él, sentí que utilizó precisamente eso para "ayudarla" creando en realidad la dependencia emocional que ya mencioné antes. 

Porque las cosas inalcanzables o que no podemos tener siempre adquieren cierto valor añadido

Por otro lado está Oliver, el mejor amigo de Axel y hermano mayor de Leah (sí, sí, otro cliché hermanita enamorada del best friend) que, vamos incluso llegué a preguntarle a amigos y a mi hermano si harían lo mismo y todos dijeron que no, porque sabe que Axel no se toma las cosas en serio, que es un poco intenso y que, su hermana es una chica necesitada, porque lo es, y no de amor sino de atención en su peor momento. Primero la lleva al psicólogo, lo que se entiende es que dejó de ir y listo, no pasa nada aunque no estaba bien, primer paso mal. Segundo, mi mejor amigo es un desastre, quiero decir sí lo amo, es en quien más confío en la vida pero vive sin restricciones y es un cabezón, ahí dejaré a mi hermana, ¡pues no, carajo! Que se llevan de maravilla con la familia de Axel, tenía dos opciones dentro de la misma familia, Justin y Emily, el hermano y cuñada de Axel, preciosos personajes y Daniël con Georgia, los padres de Axel que los quieren como si fueran sus propios hijos, habrían sido una opción de lo más viable, pero no, la dejo en manos de mi egoísta y follador mejor amigo. Y encima me enojo y lo golpeo hasta casi molerlo cuando me entero, ¡anda no seas idiota Oliver, de verdad que los golpes te los mereces tú!

Por último, algo que sí quiero resaltar mucho es que me encantó la familia de Axel, si bien su madre me resultó un poco chocante sí entiendo el golpe que fue perder a los Jones y que a ellos nadie los notaba en su dolor porque la que peor quedó fue Leah, la chica porque iba en el coche con ellos. Así que, mi amor para todos ellos, incluidos los gemelos que se notaba eran una pesadilla, una adorable, eso sí.

¿Por qué en ocasiones estamos tan ciegos?

Siento que esto haya quedado más como quejas pero es que no me lo podía quedar, y para eso es este blog, por eso la pestaña se llama opinión personal, para no quedármela, así que si leyeron hasta aquí y ya leyeron el libro, por favor, comenten qué les pareció, si les molestó les pido que no sean groseros porque entiendo mejor si escriben bien lo que piensan, ya saben, "hablando se entiende la gente" decíamos acá. 

Y si leíste todo aunque no has leído el libro quiero decirte que esto es solo mi opinión, que me gustó aunque no encontré lo que buscaba y que tú puedes interpretarlo diferente, que entenderé tu opinión y que nunca de los nunca te dejes llevar por reseñas de otros porque en experiencia he encontrado grandes historias aun cuando las opiniones eran malas, porque yo soy diferente a ellos como tú eres diferente a mí. Hay que cambiar ese hate que está entrando en nuestra comunidad, seamos diferentes.

¡Un beso! Y hasta la próxima.