Reseña #173: Fractura - Andrès Neuman

lunes, septiembre 17, 2018





Título: Fractura
Autor: Andrès Neuman
N° de páginas: 608 (Ediciòn Kindle)
Editorial: Alfaguara









El señor Watanabe, superviviente de Hiroshima, se siente un fugitivo de su propia memoria. El terremoto de 2011 que precedió al desastre nuclear de Fukushima provoca un movimiento de placas que remueve el pasado colectivo.

Cuatro mujeres narran su vida junto a Watanabe. El cruce de idiomas, países y amores diferentes va revelando cómo nada ocurre en un solo lugar, cómo cada acontecimiento se expande y hace temblar las antípodas.







Hola, chicos, espero que todo marche bien por sus puntos del mapa, hoy les quiero contar un poco sobre Fractura del autor argentino/español (porque sì, tiene ambas nacionalidades) Andrès Neuman, este libro lo vi mucho en Twitter y aunque en un primer vistazo me gustò, dudè en buscarlo pero en una de tantas vi el comentario de una chica que decía haberlo comenzado hacìa un par de horas y estarlo devorando asì que dije: "Bueno, ¿por què no?"

«Hay silencios en paz, que curan el ruido. Y otros que son el énfasis de la ausencia»


Yoshie Watanabe es un hombre peculiar, primero un niño que sufre una grave pèrdida, luego un joven ansioso por conocer el mundo y comèrselo, màs tarde un adulto joven centrado que trabaja mucho y da a conocer poco de su pasado y sì mismo, luego un hombre de mediana edad que se encarga de mucho en una empresa y que habla con mayor libertad de lo que piensa aunque sea en un nuevo idioma, màs tarde un adulto maduro que no sabe què hacer con su tiempo libre recièn adquirido pero que vive con mayor fluidez en palabras y que incluso piensa en su pasado sin tanto remordimiento, hacia el final, un hombre listo para despedirse de todo casi sin arrepentimientos.

Las etapas en la vida de Yoshie son narradas en las voces de cuatro mujeres que marcaron su vida en cada periodo y lugar determinado, asì mismo, aunque debo decir que las ùltimas dos me parecieron las mejores, en el plano consciente claro, porque en el romance y el drama las primeras dos se llevan el galardòn. 

«Las circunstancias son accidentales. Lo único que depende de nosotros es lo que vamos metiendo en la cabeza mientras llega el momento»

Tambièn hay partes de un narrador en pleno del presente en Tokio, donde vive Yoshie solo, y que a decir verdad eran mis capìtulos menos favoritos, muy pesados y hasta aburridos, pero debe ser porque el japonès en realidad no me cayò tan en gracia. Uno de los ùltimos capìtulos tambièn està narrado en una escena de Pinedo, un chico que trata de entrevistar a Yoshie desde que Mariela, una mujer con la que sin querer coincidiò y le hablò sobre el japones y sus tragedias se interesò en ello presintiendo (como buen periodista) que habìa màs historia detràs de lo que la exmujer de Yoshie le contò. 

La verdad es que me pareció muy interesante el asunto porque todos conocemos los asuntos de la Primera y Segunda Guerras Mundiales e incluso de otras catástrofes vividas en la humanidad pero, y hablo mì, desconocía casi por completo el asunto de Hiroshima que es precisamente de lo que trata la historia de este hombre japonés. 

Y pues esto es lo que les comento de Fractura, espero que si alguien lo leyó me cuenta sus impresiones y quienes no, ¿les llama la atención? ¿Han leìdo otras obras del autor?

«Mire, mire què grietas màs bonitas»
Lo que pasa cuando caminas y al mismo tiempo te dejas arrastrar por tus pensamientos es que corres peligro y pones en riesgo a otros, claro que hay ocasiones en las que el universo te hace otro tipo de jugadas...

Woop. Dirìa que estamparme contra la espalda de alguien al dar la vuelta en una esquina es algo que a todos les pasa (y puede que no sea tan raro en realidad con la moda de los telèfonos mòviles) pero que sea en un callejòn donde apenas se puede pasar es algo que solo a mì me puede suceder:

- Wooh, ¿estàs bien?- dijo el chico.
- Sì, sì, disculpa, estaba totalmente ida- dije realmente apenada.
- No importa, mi sùperpoder me ayuda con golpes inesperados, me preocupas màs tù, pequeña mortal.

Ok...

- ¿Pequeña mortal? Que midas lo mismo que Goliat no te hace superheroe. -porque soy asì de pesada con desconocidos aunque estèn bonitos.
- Vaya, tenìa a Goliat por villano.
-Ah, sì, es que prefiero a los villanos muy por encima de los sobrevalorados hèroes.
- Ah, mira que interesante, tu playera es de Batman, ¿què dices a eso?
- Que Batman es humano, millonario y solitario. Encima no es un total hèroe.
- ¿Solitario? ¿Y Robin?- dijo con una sonrisa creìda en la cara.
- Robin es la pegostia, el pobre niño que requiere atenciòn y es tan estùpido para poner su vida en peligro solo para que un Señor le haga caso...ademàs me gusta el negro y mi playera lo vale.
- Vale, me queda claro que lo tuyo son los villanos, asì...¿Cùal es tu favorito?
- Ehm, ¿Gru? -dije con cara de cìnica, porque me sale bien, luego decidì que era suficiente de extraños bonitos y pasè por su lado.

- Pues yo sì tengo complejo de superhèroe asì que -dijo mientras tomaba una de mis bolsas-, te ayudarè con tus compras y te acompañarè a casa sin segundas intenciones.

Me detuve y lo mirè fijamente:

- ¿Eres consciente que son tiempos peligrosos, eres un extraño, soy una chica y pretendes ir a mi casa?
- Sìp, todo eso -dijo sosteniendome la mirada. - ¿Sabes? La amante de villanos eres tù, podrìas engañarme siendo amable e invitàndome a entrar por un vaso de agua y secuestrarme para luego grabar còmo me asesinas para colgarlo en la otra cara del Internet, la red oscura.

Y entonces me reì como nunca. 
Sì, me acompañò a casa.
A veces, cuando estoy de malas me llama Gru y otras, cuando no alcanzo algo le llamo Goliat.

En nuestro aniversario solemos usar una playera de Batman y otra de Robin. 



Reseña ·172: ¿Realmente lo necesitas? - Pierre-Yves Mcsween

lunes, septiembre 10, 2018




Título: ¿Realmente lo necesitas?
Autor: Pierre-Yves Mcsween
N° de páginas: 330
Editorial: Ediciones Urano Mèxico













¿Lo necesitas? ¿Realmente lo necesitas? 

En este importante trabajo, con perspicacia y humor, el autor nos invita a plantearnos esta simple pregunta antes de tomar decisiones de compra que tienen un efecto directo en nuestra cuenta bancaria. El analfabetismo financiero y el consumo excesivo tienen un impacto negativo en la sociedad. 

El autor cuestiona la forma en que gastamos e insiste en la necesidad de crear un margen financiero.Esta lectura no dejará indiferente a nadie. Pierre-Yves McSween habla de dinero sin filtros y sin tabúes, como nunca antes se ha hecho en un libro sobre finanzas personales. Ofrece brillantes mecanismos de autodefensa contra la sociedad de consumo y la ingenuidad financiera. Con dos objetivos principales en mente: definir el comportamiento de un ciudadano financieramente responsable y dar un poco más de esa libertad al lector que tanto la necesita.






Hola, chicos :3
Espero que estèn iniciando la semana nueva todos contentos, y hoy no les contarè de una novela ¡yeei! Algo diferente y es un libro de consejos financieros, veràn, el asunto para hacerme con este libro es el hecho de mi actual situaciòn econòmica. Y les darè como marco de referencia que hace unos años cuando era estudiante, siempre tenìa dinero en la cartera o las tarjetas, ocupaba realmente poco y la verdad es que no sentìa que me hiciera falta nada, me daba el lujo de salir o comprar cositas para mì o para algunas personas y desde que egresè de la universidad las cosas han ido (aparentemente) cuesta abajo...

¿Por què? Vale pues esa es la finalidad de este libro, ¿Realmente lo necesitas? La pregunta que tienen còmo tìtulo me parece bastante acertada, con este ùltimo tiempo vivido me he dado cuenta que cada vez me cuesta màs ahorrar, que tengo varias cosas que solo se acumulan y que al final no uso por equis razones y que cuando hay una emergencia debo recurrir a los gastos de emergencia o incluso prèstamos, lo que solo hace que todo se aumente debido a intereses y la deuda pues no disminuye...lo que disminuye es mi tiempo de vida porque me mata el estrès.

Otro de los puntos que muestra y que me parece lo màs ùtil es que cada capìtulo es algo que se adquiere, tipo nueva tecnologìa (sì, pinche marketing), tarjetas de crèditos o puntos, coches (porque hay algunos que de verdad no lo necesitan, depende claro) y confort siendo esto como una almohada padrìsima de formas y colores cuando podrìas tener una ortopèdica blanca y rectangular (¿què se yo? ja ja), en este asunto nos hacemos màs conscientes o bien nos cae el veinte como decimos acà en Mèxico. Puntos mil, hacerme entender o aceptar que de hecho ya lo sabìa pero me hacìa ojos y oìdos sordos, muy bien.

La otra parte està en consejos para tener mejor administraciòn en los gastos ya sea para ti que vives solo o con familia, lo primero (y bàsico que todos seguro hacemos pero no seguimos) es hacer un presupuesto, aquì es que tengas una lista de las cosas que usas de manera bàsica, despensa y demàs, y una cantidad que tù mismo te propongas apartar (en esta parte sì cumplo porque cuando lo hago va directo a la cuenta de ahorro para no gastarlo, puedo decir que funciona si escondes la tarjeta ja ja), si tienes deudas saldarlas lo màs pronto posible y tratar de no hacerte otras (o si te encuentras en la necesidad, no hacer una tan grande) y la ùltima es preparar tu muerte  vale que suena a que organice mi suicidio pero no. Esto es algo muy importante que de una triste manera mi familia aprendiò, y es que nunca habìamos pensado en tener un plan de defunciòn, hasta que mi abuelita falleciò y todos, entre la tristeza, nos llenamos de preocupaciòn para conseguir las cosas necesarias cuando ¡oh, sorpresa! Llegaron los del seguro que mi abuelita contratò (y no supimos hasta entonces) a arreglar todo, lo ùnico que nos quedò por hacer fue recibir a las personas y seguir tristes, de lo demàs la abuelita dejò todo arreglado. ¿Ven ahora? ¡Bàsico! 

Les recomiento muchìsimo este tipo de lecturas ya que no es necesario que se los hagan en una sentada sino que paso a paso podràs aprender y reconocer lo que haces mal o lo que de hecho està bien para enseñar a otros còmo hacerlo.

Querido diario:

domingo, septiembre 09, 2018

No sè lidiar con las pérdidas.

Muchos podrán aconsejarte "dejar ir", "flùyelo", "podrás conseguir otro", pero, no lo entiendo, ¿realmente es asì de fácil? ¿Es que acaso estoy solo yo en esto? 

A veces creo que me mienten y otras veces les creo a ellos.

No sè quién es màs peligroso, el que no siente o el que siente de màs. Lo único que sì tengo seguro es que ambos son peligrosos, a cual màs o menos, eso es lo que me pregunto.

Hoy siento una presencia constante, esta ausencia es distinta a las que he sentido antes, casi como cuando me faltaba aquella luz a la oscuridad que llevo en mì, como si una extremidad de mi cuerpo faltara, el miembro fantasma le llaman, porque a veces sientes el dolor aunque ya no forme parte de ti.

Una presencia en la ausencia, ¡cuanta contradicción!

A algunos les parece estúpido, otros dicen que lo entienden pero, ¿lo hacen? 

Reseña ·171: Los chicos del hambre - David Arnold

miércoles, septiembre 05, 2018



Título: Los chicos del hambre
Autor: David Arnold
N° de páginas: 346
Editorial: VR México
Calificación en GoodReads: 










“Consideren esto: millones de personas en el mundo, cada una con millones de yos. Soy un observador pasivo, experto en ser invisible. Soy amante del arte, de los Mets y del recuerdo de papá. Represento aproximadamente a una siete billonésima parte de la población; estas son mis multitudes trascendentales y es solo el comienzo...”.






Hola chicos, sean todos bienvenidos a un nada sorpresivo unpopular opinion: Los chicos del hambre por David Arnorld.

«Habìa estado pensando mucho sobre el amor últimamente, que no depende de la persona que lo recibe, depende de la persona que lo da»

He visto que a muchas personas les ha gustado esta historia narrada a dos voces con un constante ir y venir entre siete dìas anteriores y el presente, y dirè que a mì no me gustò ni un poquito...vamos que hay frases que me gustaron bastante y que en un inicio es muy fluido, no es que la narrativa sea mala porque de alguna manera atrapa por el simple hecho de que mi corazòn amante de misterio querìa saber què, còmo y cuàndo sucediò lo que sucediò pero venga que el autor tiene esta tendencia a repetir. Y es que no solo repite frases, repite escenas y al parecer vivencias entre los personajes que resultan desesperantes...

Pero eso no fue lo que hizo que no me gustara

«El deseo de ser a la vez visto e ignorado continùa eternamente»

Y es que David pecò con la situaciòn y no sè si querìa crear consciencia o làstima por sus personajes, pero lo que yo ganè fue comenzar a tener pequeños signos de ansiedad y crèanme, a una persona como yo eso no le conviene, asì que me tomò bastante tiempo leer sobre Vìctor y los deseos (romànticamente difuntos) de su padre, compadecièndose todo el tiempo sobre su Sìndrome de Moebius que vamos, sì entiendo el punto discriminatorio y de autocompasiòn pero se la pasaba repitiendo que su padre habìa sido lo màximo y que lo enseñò a abrazar su diferencia (no a amarla pero era algo bueno) y el tipo vivìa hablando mentalmente con èl mismo y en constante "me veo horrible, los odio a todos por mirarme pero cuando yo mismo me miro me odio) y pues la verdad eso me dejò una pèsima sensaciòn.

Luego tenemos a Madeline, Mad para los cuates, que fue elegido sabiamente pues Mad como saben todos es "molesta" o "enojada" puede que incluso "tocada" en el plano mental, y eso lo menciona el personaje, o sea el autor, como que no siendo su personalidad irascible lo suficientemente peligroso por lo silencioso de su situaciòn como que todavìa quiso que no te sintieras idiota y te lo explicò, lo que de hecho hizo exactamente lo contrario. 

«Todos somos parte de la misma historia, cada uno, un capìtulo diferente. Podremos no tener el poder de escoger el escenario o la trama, pero podemos elegir què clase de personaje queremos ser»

Los demàs personajes (suponiendo que la madre de Victor y viuda de su padre, daaaah, era personaje central) pues aparecen muy poco, se supone que son el eje de la historia (y supuesta salvaciòn de Vic y Mad) hacièndolos innecesarios y bàsicamente fantasmas, cosa con la que logran que la supuesta conexiòn entre ellos sea poco creìble. Incluso molesto con esa niñita Coco, totalmente irreverente y falta del valor primordial del respeto, no la justifica ser huèrfana.

Y pues sì, la verdad es que como les dije desde el inicio, para mì fue una triste historia que me deja con mal sabor de boca pero nunca descarten lecturas por mi opiniòn, todos tenemos tiempos diferentes para cada caso, si ya lo leyeron, ¿què opinan?

«Es algo triste reconocerse a uno mismo en algo triste»

La otra mitad

domingo, septiembre 02, 2018


Una vez me llamaron «chica triste».

Bueno, en realidad hace cerca de quince años me llamaron «chica de los ojos tristes», quién lo hizo no distaba mucho de mí, la verdad es...que tal vez no haya tenido razón.

Vamos, que no soy la persona más alegre del mundo. Nunca lo he sido, ni cuando fui amada y parte de muchos, menos siendo de una sola persona. Pero es que a pocas las he dejado ver, muy brevemente, aquello que ocupa la mayor parte de lo que soy. Y es que sí, puede que sea desconfiada y que algo dentro mío duela casi siempre, en general me duele el dolor de otros aunque no lo digan, lo percibo.

¿Es anormal?  
Para ti, tal vez. Para mí, no.


Y está bien, Porqué también tengo dolores propios, miedos y desequilibrios. Últimamente no espero más de alguien, ¿Sabes? Una vez que aceptas lo que desde hace tanto tiempo sabes, deja de pesar tanto. La desconfianza de otros en ti, las palabras punzocortantes, el tira y afloja en las relaciones, dejan de molestarte y cargar tu alma, el Espíritu si quieres verlo así, para dejarte indiferente.

Así que no, no soy una chica triste, solo dejé ver la carga que tenía encima, aquella que solté pero que a otro pesa, algo que no quiero recuperar porque me hicieron ver que ya no valgo, que no me eligen, que siempre fui yo y no fuimos, juntos. Que yo solté pero a mí, tal vez, no me soltaron cuando la tóxica era yo y se quedaron con eso, con la expresión triste, con las palabras cansadas, con las acciones erradas, con el afán de no discutir y tratar de nunca usar algo dicho en debilidad, para causar daño en la euforia.

Que sí, yo también cargo culpas, algunas aún no termino de aceptarlas aunque me sepa responsable, ¿Pero cómo haces cuando te miras a ti misma y no distingues qué hiciste y qué hizo tu otra mitad?

Porque aún hiriente no deja de ser tu otra mitad.