Reseña: La Tregua - Mario Benedetti

lunes, septiembre 21, 2015




Ficha Técnica


Título: La Tregua
Autor: Mario Benedetti
Año de lanzamiento: 1959
Edición de la imagen: Febrero, 2014
Editorial: Alfaguara
N° de páginas: 211


Sinopsis


Viudo y con tres hijos que en su vida no son sino satélites lejanos, Martín Santomé ya sólo espera la jubilación que va a liberarlo de una labor tediosa, pero también a enfrentarlo a una libertad que imagina como una rutinaria y aburrida senda hacia la tumba. Pero la llegada de Laura Avellaneda, la nueva empleada de gracia inasible, hace que en la vida de Martín surja un gran amor. 


Opinión Personal 

¿Por dónde comienzo?

"A mi me cuesta ser cariñoso, inclusive en la vida amorosa. Siempre doy menos de lo que tengo. Mi estilo de querer es ese, un poco reticente, reservado, el máximo solo para las grandes ocasiones. De modo que si siempre estuviera expresando el máximo, ¿Qué dejaría para esos momentos (siempre hay cuatro o cinco en cada vida, en cada individuo) en que uno debe apelar el corazón en pleno?"


Creo que ese fue un buen comienzo.

La Tregua es un libro que jamás imaginé leer, siendo sincera huía de los títulos que debajo tenían el nombre de tremendo autor, temía que no tuviera la capacidad suficiente para entender lo que él quería contarme, temía también que tocara algo en mí y me desarmara...bueno, lo hizo. Acabó conmigo y volvió a construirme. Mejor de lo que era.

(AbreParéntesis)
Gracias a Karla Petriz (sí, ya sé...es la segunda vez que la menciono en una de mis reseñas, ¿pero qué tiene? Es indescriptible la sensación que experimento con mis mejores amigas, que también leen, porque las tres tenemos géneros literarios favoritos distintos. Así que gracias Karla, por esto.
(CierraParéntesis)

Libros de Karla, sí...adivinaron su autor favorito
La historia de don Martín es algo que no imaginé, la verdad sea dicha, creí que sería algo con poemas o bien que sería una novela de un viejo verde que no sabría que hacer con dos mujeres porque seguramente las quería a ambas.

Pido perdón por ello. 
Sinceramente.

Mario Benedetti hizo algo conmigo cuando me contó la historia de Martín, y es que los días son monótonos cuando no tienes una razón propia para despertar cada día. Aunque Martín, el personaje principal es un hombre ya mayor me identifiqué con él porque considero tener un alma vieja, siempre lo he pensado y creo que ahora lo tengo bien confirmado.

Con La Tregua vivimos un enamoramiento que no vemos llegar sino hasta que estamos totalmente sumergidos en el sentimiento. Con Laura, las cosas para Martín cambian, los días dejan de ser lo mismo para tener un toque de color entre toda la bruma gris que había vivido por años desde la perdida de su esposa.

Laura Avellaneda es una de esas almas que viven, y lo hacen sin esperar que las cosas le sean dadas o lleguen por sí mismas. Ella los busca, es directa y honesta en lo que quiere y cómo lo quiere. Cosa que admiré sobremanera porque no es algo que se vea constantemente, en la vida real y a veces tampoco en los personajes de historias hasta que ya está muy avanzada. Así que, punto dos para don Mario.

"A veces pienso que Avellaneda es como una horma que se ha instalado en mi pecho y lo está agrandando, lo está poniendo en condiciones adecuadas para sentir cada día más. Lo cierto es que yo ignoraba que tenía en mí esas reservas de ternura"

Luego tenemos a los hijos de Martín, quienes en cada una de sus vivencias enseñan que nadie es perfecto, no como personas, no como padres, y desde luego no como hijos. Pero cada uno busca siempre hacer lo mejor para los demás, y aunque a veces nos olvidamos de tener paciencia o de hablar como personas civilizadas, y despotriquemos diciendo que no nos importan los demás en el mundo, sí que lo hace, porque nos interesa cambiar ¿y por qué? pues porque dentro hay humanidad y eso es lo que nos hace vulnerables e invencibles al mismo tiempo, ello nos convierte en seres dignos de habitar esta Tierra.


Bueno, creo que eso es todo.
No sé qué más podría decirles, sólo que recuerden:

Sean buenos, sean humanos, sean libres y...
¡feliz lectura! 
Sobre el autor

Mario Benedetti Farugia (14 de septiembre de 1920-17 de mayo de 2009 en Montevideo). Hombre polifacético, ha escrito numerosos libros, ensayos, poemas y artículos periodísticos. Su larga trayectoria comenzó en 1945, fundando el semanario “Marcha” y colaborando a lo largo de esos años en multitud de publicaciones. Desde 1971 se integró activamente en la coalición de izquierdas de su país “Frente Amplio”. Fue galardonado en multitud de ocasiones y en diversos países, y caben destacar, como simple botón de muestra, en 1999 el Premio Reina Sofía de Poesía y en 2005 el Premio Internacional Menéndez Pelayo. En el año 1997 fue nombrado Doctor Honoris causa por la Universidad de Alicante.

3 comentarios:

  1. Este libro es hermoso y muy triste. De los recuerdos que tengo es el primer libro de que lei cuando era muuuuy chica y me marcó bastante. Laura Avellaneda me parece uno de los personajes mas adorables de la literatura latinoamericana

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! >.<
    Te he nominado al Premio Liebster Award :)
    Si quieres más información pásate por aquí: http://flytoforeverlandwithme.blogspot.com.es/2015/09/premio-liebster-awards.html
    Espero que te animes y coméntame si lo haces, me gustaría verlo ^^
    Nos leemos ;D
    Besos <3

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    ¡Estupenda reseña! Éste lo he leído hacer tiempo y me has dejado con ganas de releerlo. :)
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Recuerda dejar tu liga para poder visitar tu blog :)